Páginas vistas en total

domingo, junio 24, 2007

Agua en el jardín de la casa
Así quedó la piscina de Arturo para el verano 2007. Lo vemos aquí tomando una ducha antes de la zambullida en las aguas de un azul cristalino atemperadas por un panel solar que se ha ubicado en el tejado de los garajes. No es cierto que dan ganas de acompañarlo especialmente un dia soleado y luminoso? Adelante!
Posted by Picasa

miércoles, junio 20, 2007

En el umbral de su vida pública Jesús realizó su primer signo a solicitud de su madre en ocasión de un banquete de bodas. La Iglesia concede gran importancia a la presencia de Jesús en las bodas de Caná y la conversión del agua en vino. Ve en ella la confirmación de la bondad del matrimonio y el anuncio de que en adelante será un signo eficaz de la presencia de Cristo. Este pensamiento les recordó el padre Göran Degen, nuestro párroco en Gotemburgo (Iglesia de Cristo Rey) cuando Arturo y María cumplieron 15 años de estar unidos por Dios en sacramento matrimonial, cuyo fruto son Valentina y Vanessa que aparecen en las imágenes junto al resto de la familia e invitados especiales. La unión del hombre y la mujer es indisoluble. Dios mismo la estableció "No separe el hombre, lo que Dios unió" y aquel mandato del Antiguo Testamento "Maridos amad a vuestras mujeres como Dios amó a la Iglesia que se entregó por ella para santificarla", por ello mismo "dejará el varón a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y los dos serán una sola carne". Qué hermoso día celebrado en los jardines del hogar de María y Arturo!
Posted by Picasa

martes, junio 19, 2007

Las abuelas ¿Por qué somos tan generosos con nuestros hijos y tan mezquinos con nuestros padres? Me van a permitir los lectores que me tome una licencia gramatical y en el plural femenino incluya a los varones. Creo que en este caso que voy a comentar suelen ser ellas las que llevan el peso de los nietos aunque, ambos, se merecen el reconocimiento de la sociedad.Con las madres trabajando fuera del hogar la carga de los hijos con frecuencia recae en los abuelos. Son ellos los que los llevan y traen del colegio, los que están en el parque con los más pequeños y los que velan junto a sus camas los sarampiones y las tosferinas. Aunque quieren a sus nietos, el motivo de esta actuación desinteresada tiene su origen en el amor que sienten por sus hijos. Es el último capítulo de una saga de desinterés y altruismo.Y no es fácil su labor. El espacio donde viven los niños es el suelo que en la medida que aumentan los años se hace cada día más lejano. Una de las recetas para no empeorar las artrosis es no cargar con pesos y los niños no son livianos. Con la edad las cosas que se hacían sin esfuerzo alguno, ahora cansan. Cansan los pequeños y los que lo son menos. Cansan las carreras desaforadas, las discusiones entre los hermanos, la música a tope, las costumbres tan distintas, el desprecio a las cosas de los abuelos...Pero a pesar de todo, ellos no cejan en su empeño. Raro es el día que no salen en las noticias sucesos que atañen a nietos con abuelos. Me impresionó la historia de una mujer que dejó caer desde una terraza al niño que llevaba en los brazos.Probablemente sería uno de esos movimientos bruscos que hacen los niños y para los que hacen falta muchos reflejos que ella había perdido. Otro día, son noticias de cruces de carreteras peligrosas o incluso el derrumbe de una casa donde la única preocupación de la abuela, que lo había perdido todo, era saber lo que había ocurrido con su nieta.Hay algo que me duele. Algunas familias olvidan muy pronto esta labor que han hecho sus mayores. Pocos nietos visitan a las que fueron segundas madres en sus vidas. Incluso algunos hijos no saben agradecer lo que hicieron por ellos y que les facilitó poder trabajar y desentenderse de lo que pasaba en su casa que sabían estaba bien atendida.Comprendo que la sociedad tiene que garantizar su futuro pero ¿Por qué somos tan generosos con nuestros hijos y tan mezquinos con nuestros padres? ¿Hay algo genético o forma parte del egoísmo humano? El que sepa darme la respuesta será bien acogido. •Isabel Gómez Acebo

miércoles, junio 13, 2007

Valentina. 15 años

Con el primer gatito. Preparando bulles con Jenny, con Vane.I, con la mamá, con el papá, con la abuela Jenny, con el abuelito Mauricio, con Leonardito, con Joseph Junior, los seis primos hermanos Aira, Primera Comunión Bolivia I, Club Arabe, La Angostura con Carolina, con Emili, concurso de sombreros con Vanessa, Fiesta de Navidad desde Gotemburgo. Existen cientos de fotos, difícil selección por lo que iremos armando otros mosaicos.
Posted by Picasa

miércoles, junio 06, 2007

En toda ocasión, en cualquier lugar. Unidos.

Cantando a dúo con la guitarra, en la Plaza principal de Oruro, en Gotemburgo, en Quillacollo fiesta de Manaco, el dia de egreso del colegio, en el Puerto de Antofagasta, Chile. Gozando de un baño en un dia caluroso, cantando para los hijos Valentina y Johannes que recibieron la Primera Comunión, con los papás Jenn y Mauricio, no habían nacido ni Maria Luisita ni Joaquín, en fila india con los primos Toño y Gabriel Dabura, imagen del Valle de Cochabamba, de nuevo Gotemburgo, cumpleaños de Mauricio en el patio de la Casa de los Abuelos Arturo y Luisa de Cochabamba, en fin aquí, allá en todas partes los hermanos siempre unidos, siempre solidarios, siempre dispuestos a compartir y darse una mano hoy como ayer, ayer como siempre.

Hermanos. Antes y después

En Oruro, como en Quillacollo, en Chile, como en Suecia, en Cochabamba y Gotemburgo los hermanos antes y después, siempre unidos, siempre alegres, solidarios, dándose la mano unos con otros. Gratos recuerdos hechos imágenes.
Posted by Picasa

Enriqueciendo la vida.

Destinos que van y vuelven. Primero en España según podremos leér en los textos que se
relacionan con la Familia Aira en Monforte (hoy un poblado de 20 mil
habitantes)
en otro tiempo semillero de religiosos, soldados, conquistadores
y hasta
virreyes.